Tres sistemas gráficos excelentes en el sector del ocio nocturno: VOL, Dabadaba y Muelle

Todavía en el camino hacia la nueva normalidad post covid-19, echamos de menos la música en directo, los bares y las salas de conciertos. Pero, respecto a estas últimas, también echamos de menos por su parte una mayor atención al diseño gráfico y sus identidades visuales.

Interior Muelle. Bilbao.

Si eres dueño de un local de ocio nocturno, puede que este no sea el mejor momento para invertir en diseño, ¿o quizá sí? Mientras en otros sectores no se concibe arrancar un negocio sin construir un sistema gráfico completo, todavía son muchos los clubes y salas de conciertos que piensan que con un logotipo es suficiente. Sus primos hermanos, los festivales de música, tienen esta lección bien aprendida y cada año presentan elaborados sistemas visuales que facilitan su comunicación y la interacción con su público a través de diferentes canales.

Entrada a la mítica CBGB en el 315 de Bowery, Nueva York.

En 1973 se inaugura en Nueva York el emblemático CBGB, cuna del punk rock y la new wave norteamericana que sirvió como trampolín para bandas como Los Ramones, Talking Heads, Patti Smith, Blondie o Dead Boys. Esta pequeña sala, activa hasta 2006, es considerada una parte fundamental de la historia del rock a nivel mundial y su característico logotipo ha llegado a todos los rincones del mundo estampado en camisetas, bolsas de tela o chapas.

Camiseta CBGB: Country, Bluegrass, Blues & Other Music for Uplifting Gormandizers.

Pero ya no estamos en los setenta. Las necesidades gráficas de cualquier negocio se han multiplicado en los últimos años con la irrupción de Internet y las redes sociales. Las plataformas digitales se han convertido en los principales canales para comunicar la programación de estos centros culturales y ya no se trata de poner un letrero luminoso en la entrada del local y en la parte trasera del escenario, ni de estampar el logotipo de la sala en una esquina del cartel del concierto correspondiente.

Si realmente quieres destacar, has de cuidar tu imagen dentro y fuera del local

En mi búsqueda de ejemplos nacionales de clubes nocturnos, he encontrado un montón de buenos logotipos y estupendos carteles de programación mensual realizados por artistas destacados y también alguna web interesante. No obstante, solo he dado con tres establecimientos con sistemas gráficas potentes e impecables: Sala VOL (Barcelona), Dabadaba (San Sebastián) y Muelle (Bilbao).

El denominador común: se trata de espacios jóvenes que han sabido leer la importancia que juega el buen diseño en nuestros días. Mientras tanto, salas míticas de grandes y pequeñas ciudades españolas se han quedado un poco atrás a nivel gráfico. Si conocéis otros ejemplos dignos de ser reseñados, os invitamos a compartirlos con nosotros.

SALA VOL, por Clase

Fachada de la Sala VOL. Barcelona.

En palabras del estudio de diseño, creadores del naming y la identidad visual de la sala:

VOL es una sala de conciertos del barrio del Poblenou de Barcelona. Heredera de la mítica BeGood y lejos de querer considerarse una sala de ocio nocturno, la nueva dirección artística aboga por una propuesta heterogénea y fuera de los circuitos más comerciales. El eclecticismo de la programación y la necesidad de comunicarse de manera autónoma son la base sobre la que hemos creado su nueva identidad.

VOL es un nombre corto, memorable y fácil de pronunciar en cualquier idioma. Su polisemia aporta una libre interpretación de su significado: remite a una controladora de sonido o un amplificador (volumen), a la acción de querer algo en catalán (voler) o al hecho de volar, de experimentar la música en un nivel superior. El logotipo, sencillo y contundente, está diseñado para convertirse en un elemento icónico que funcione de manera independiente, como un adhesivo, en una capa por encima del lenguaje visual.

El sistema gráfico se basa en una retícula tipográfica y en el uso de un solo peso, lo que hace que la información se muestre de manera accesible y genere un código racional, por encima del cual se superponen imágenes. El virado de las fotografías añade una capa enigmática a una propuesta artística que resulta atractiva por la posibilidad de descubrir nueva música, más que para consolidar nombres ya conocidos.

La web corresponde una de las aplicaciones de marca más interesantes: un sistema cromático aleatorio genera un código contemporáneo que enfatiza el eclecticismo de la propuesta cultural. Al mismo tiempo, la información, ordenada de manera clara y racional en un sistema modular, facilita la usabilidad y remite al sistema gráfico de la comunicación.

La web de la Sala VOL en funcionamiento.

Para las redes sociales se evoluciona el sistema gráfico original de manera que permite hacer reconocibles las publicaciones dentro del feed mediante barras de color y tipografía, pero que dentro de la retícula del perfil respetan la imagen del artista.

Uno de los sistemas gráficos más potente en el ámbito del ocio nocturno pertenece a la sala VOL.

DABADABA, por Eenyakee

Dabadaba es un local de San Sebastián que acoge y organiza conciertos, noches de club, fiestas, exposiciones, dj sets, mercadillos, proyecciones y casi cualquier cosa que haga feliz a la gente desde abril de 2014. La reforma del local en 2018 trajo consigo una nueva identidad gráfica para representar el nuevo enfoque del Dabadaba 2.0: más orientado al club, con mejor sonido y en general más europeo.

Sala Dabadaba. Donosti.

Dos de las características arquitectónicas más llamativas del lugar son sus grandes ventanas en forma de arco y el callejón lleno de arte urbano por el que se accede al local, lo que ha sido perfectamente condensado visualmente en el nuevo isotipo. Aun así, mantienen su mítico letrero luminoso, que les acompaña desde sus inicios.

El rediseño de la identidad contempló la creación de dos retículas modulares diferentes, pero unificadoras: conciertos y sesiones DJ. Ambas comparten códigos visuales, pero se diferencian claramente entre sí, especialmente por el color. El sistema de cajas presenta una versatilidad y jerarquía que facilita la inclusión tanto de información textual como las imágenes de los artistas. Para los carteles de programación mensual hay una mayor libertad creativa y, dada la cantidad de eventos celebrados en Dabadaba, la idea es revisar anualmente las plantillas para mantener el sistema actualizado.

Ejemplos de carteles de Dabadaba, otro de los locales de ocio nocturno con uno de los mejores sistemas gráficos en actualidad.

El sistema gráfico estático se llena de movimiento en las plataformas digitales con videos de los artistas, adaptándose perfectamente a la retícula modular en cajas.

Lástima que su web queda fuera del rediseño gráfico y se limita a incluir el logotipo en su cabecera. Eso sí, es bastante pragmática.

Muelle, por Rebeka Arce

Muelle es el espacio que une música, gastronomía, eventos culturales y de ocio en pleno centro de Bilbao. Los muelles son flexibles, son plataformas de impulso, dinamismo y diversión. Y así es Muelle: un lugar versátil y con identidad propia donde asistir a un concierto, tomar un cóctel después de trabajar, disfrutar de un vermú al sol un domingo a mediodía o adentrarte en la noche con las sesiones de una ecléctica selección de DJs.

Interior Muelle. Bilbao.

El nombre del local tiene una doble significación: alude a su emplazamiento junto a la ría de Bilbao, y a su versatilidad y flexibilidad como espacio cultural.

La marca gráfica de MUELLE está separada en dos partes que funcionan de manera independiente, pero que representan lo mismo. Por un lado, tenemos el icono del muelle y, por otro, su representación textual, que además es flexible y sus letras pueden cambiar de anchura. Rara vez conviven en un mismo plano.

Bar Muelle cuenta con otro de los sistemas gráficos destacados en el ámbito del ocio nocturno.

Respecto al sistema gráfico, encontramos diferentes plantillas de una misma familia que hacen diferenciar claramente eventos propios, conciertos y sesiones DJs. La programación mensual se presenta siempre en una impecable retícula de marcado enfoque editorial, de la que solo cambia el fondo según el mes. Esta se aplica fácilmente a las redes sociales.

Diferentes carteles de Muelle.

La web es más corporativa y actual que la del DabaDaba, pero en este caso se echa de menos poder acceder a la programación.

El sistema gráfico de Muelle incluye productos de merchandising como tote bags.

Quién sabe…, quizá en unos años estas marcas lleguen tan lejos como lo hizo la del CBGB. La excelente parte gráfica ya la tienen, ahora solo les queda tener ojo a la hora de programar y ¡A HACER HISTORIA!

Dinos lo que piensas

Tu email no se mostrará ;)