El código de barras en packaging

Cuando nos enfrentamos a un proyecto de packaging, jamás debemos pasar por alto que hay ciertos elementos obligatorios, como el código de barras, que debemos incluir en el diseño, aunque muchas veces sean «un dolor de muelas».

Nos referimos concretamente a tablas nutricionales, información de contacto, iconografía obligatoria por ley o cifras sobre peso. Un elemento incuestionable que debe llevar cualquier packaging que vaya a ser vendido, es el código de barras. Y no, ¡no es negociable!

Algunas consideraciones previas

¿Te has parado a pensar porqué un código de barras tiene esa apariencia o qué representa concretamente? Este elemento que empezó a usarse en 1972, compuesto por barras y por números, es el resumen de un montón de información relevante sobre el producto al que acompaña. Básicamente, sirve para simplificar el trabajo en un sistema de distribución y, por ello, es absolutamente necesario.

En España usamos el estándar «EAN13», que evoluciona desde 1977 cuando se formó la organización European Article Number -EAN- que posteriormente se asoció con otros países y pasó a ser International Article Number -IAN-, que incluye a más de 100 países.

Tipos de códigos de barras:

EAN13 Y UPC-A

El código EAN y el UPC aparecen en los productos que se venden por unidades y al por menor. Podrás encontrarlos en los productos de los supermercados y de las tiendas, por lo que son los que verás con más frecuencia.

  1. El EAN se usa en Europa y tiene 13 dígitos.
  2. El UPC se usa en Estados Unidos y tiene 12 dígitos.
EAN13 CÓDIGOS DE BARRAS

Desglosando el código nos encontramos con lo siguiente:

Desglose código de barras

EAN8

Tiene 8 dígitos en vez de 13. Se usa para productos de menor tamaño como, por ejemplo, paquetes de tabaco.

EAN8 CÓDIGOS DE BARRAS

DUN14 o ITF14

Es un código de barras de 14 dígitos y se utiliza para unidades de distribución, es decir, para conjuntos de unidades. Se trata del que se imprime en las cajas de productos. Es fácilmente identificable porque lleva un marco negro de varios milímetros de grosor que rodea todo el código y lo diferencia claramente del resto de códigos de barras estándar.

Así, por ejemplo, si compramos una botella de refresco, irá con un código EAN13. Por su parte, una caja de botellas de refrescos en un almacén llevará un código DUN14 o ITF14.

EAN128 CÓDIGOS DE BARRAS

EAN128

Este se utiliza habitualmente en logística para identificar palés que viajan entre almacenes. Normalmente, se encuentra en un pequeño documento que acompaña al palé. Suele ser una hoja en blanco, no va impreso ni en la etiqueta ni en el embalaje.

EAN128 CÓDIGOS DE BARRAS

Por regla general, trabajaremos siempre con el primer tipo, el EAN13, a menos que el cliente nos indique lo contrario y siempre debemos tener claro que es el cliente quien debe aportarnos dicho código o en su defecto la numeración, para poder nosotros construir el código de forma exacta.

¿Cómo creo un código de barras?

Existen creadores online que ofrecen un resultado viable, aquí te compartimos algunos gratuitos y de sencillo manejo:

Sólo tienes que elegir el tipo de código, meter los números y te lo genera, dando la posibilidad de descarga. (El segundo te permite descargar el código en PDF, lo que te facilitará pasarlo posteriormente a Illustrator).

Ahora toca meter el código de barras en el diseño

Existen muchas recomendaciones con respecto a colores y a tamaños, pero la verdad verdadera se resume en dos pautas universales, que son compatibles con cualquier sector y cualquier lector de código de barras:

  1. COLOR: siempre fondo blanco y barras/números en negro. Sí, muchas veces esto no es muy compatible con el diseño y de hecho queda como un parche, pero si quieres asegurarte legibilidad… ¡es lo que toca! No obstante, si el color de fondo tiene mucho contraste con el negro, es posible igualmente usarlo, pero testéalo antes de llevarlo a producción (¡no te arriesgues!).
  2. TAMAÑO: no es recomendable poner un alto de barra por debajo de los 8 mm. Si vas a integrar algún diseño, que sea a partir de esa medida. Al igual que con el color, siempre asegúrate antes de producir la tirada final.

Diseño creativo con código de barras

A la hora de diseñar usando el código de barras, nos podemos decantar por colocarlo tal cual o podemos proponer un diseño más creativo, añadiendo algún elemento o directamente transformando el código en un elemento de diseño con protagonismo propio.

Normalmente lo óptimo es que siempre aparezcan las barras con los números, ya que si el lector no consigue leerlo bien, siempre se puede meter la numeración a mano: por ello, no es recomendable prescindir de las cifras.

Un buen ejemplo sobre un trabajo creativo y bien resuelto es el que realiza la revista Esquire:

Código de barras creativo - Esquire ángel
Código de barras creativo - Esquire música
Código de barras creativo - Esquire tenis
Código de barras creativo - Esquire sombrilla
Código de barras creativo - Esquire fútbol

Existen también reputados estudios especializados en packaging que destacan por sus diseños creativos en códigos de barras, es el caso de wearemiller.com.

Código de barras creativo en proyecto de wearemiller
Código de barras creativo en proyecto de wearemiller
Código de barras creativo en proyecto de wearemiller

En el post de sleepydays, «DISEÑAR CON CÓDIGOS DE BARRAS» encontramos muestras del gran trabajo que hace el ilustrador Steve Simpson.

Para terminar, algunas muestras sencillas, pero muy funcionales:

Código de barras creativo - pescador
Código de barras creativo - motosierra
Código de barras creativo - espigas de trigo

Después de saber todo esto, seguro que te alegras de que alguien ideara el código de barras como resumen para tanta información, ¡imagínate el tener que añadirla toda textualmente!

Ante un proyecto de packaging, ten en cuenta estas pautas sobre los códigos de barras y ahora, ¡a buscar inspiración!

Dinos lo que piensas

Tu email no se mostrará ;)