Medio milenio de infografía en 6 gráficos históricos

A pesar de considerarse una disciplina reciente, la infografía lleva cinco siglos sobre la Tierra (y fuera de ella). Repasamos este medio milenio de infografía en 6 gráficos históricos.

Los que aman una faceta determinada del arte, la comunicación o el diseño no pueden evitar defender siempre a sus clásicos. Los amantes de la infografía no se quedan atrás, a pesar de que esta vertiente de la información visual se considera reciente. Si ya hablamos de visualización de datos, parece que el tema surgió ya entrados en pleno siglo XXI. En realidad, los gráficos llevan entre nosotros cinco siglos. Repasamos este medio milenio de infografía en 6 gráficos históricos.

Las seis infografías históricas.
Las seis infografías históricas.

Siglo XVI: el diagrama revolucionario de Copérnico

El diagrama del sistema heliocentrista de Nicolás Copérnico.
El diagrama del sistema heliocentrista de Nicolás Copérnico.

En el mundo científico del siglo XVI existía un monotema: el origen y movimiento de los planetas. Hasta entonces, todos los estudios determinaban que era la Tierra el centro del universo y que tanto los planetas como el propio Sol giraban en torno a ella. Los defensores del Renacimiento querían echar por tierra esta idea heredada de la Edad Media, pero usaban para sus postulados razonamientos más filosóficos que científicos. El monje astrónomo Nicolás Copérnico era uno de tantos enfrascados en el debate. Defendía la teoría heliocentrista: el Sol era, en realidad, el centro del universo y los planetas (Tierra incluida) giraban en torno a él. Pero necesitaba reforzar su teoría con pruebas empíricas, usar menos palabras filosóficas y mostrar más visualmente sus razonamientos: usó la infografía. Creó un diagrama que ahora nos resulta simple, pero que, en su momento, revolucionó la ciencia mundial, fundó la astronomía moderna y se convirtió en pilar del Renacimiento científico.

Siglo XVII: la Rosa Ursina

Una de las infografías de la serie Rosa Ursina de Christoph Scheiner.
Una de las infografías de la serie Rosa Ursina de Christoph Scheiner.

El monotema planetario seguía, pero ya en este siglo la teoría heliocentrista de Copérnico predominaba. Hasta tal punto, que se consideraba que el Sol era una estrella perfecta, casi una representación de Dios en el universo. Y ya tuvo que venir otro monje astrónomo a meter el dedo en la llaga. Christoph Scheiner no es que fuera el primero en defender que el Sol no era perfecto y que tenía manchas en su superficie. Pero sí fue el primero en documentar esas manchas solares de una manera visual detallista, cómo no, gracias a la infografía. Su obra Rosa Ursina es un compendio de infografías que describen estas imperfecciones del astro y es considerada una de las obras científicas más importantes del siglo XVII.

Siglo XIX: el mapa del cólera de John Snow

El famoso mapa del cólera de John Snow.
El famoso mapa del cólera de John Snow.

Los amantes de la infografía ya conocían a un John Snow anterior al personaje de la saga de Juego de Tronos. El John Snow de los gráficos era en realidad médico, pero creó el que es considerado por muchos la infografía más famosa de la historia. Para que os hagáis una idea, hay hasta camisetas de este gráfico. Y es el protagonista de este medio milenio de infografía en 6 gráficos históricos. En 1854 se produjo un violento brote de cólera en Londres. Sobre todo afectaba al barrio del Soho, donde fallecieron 700 personas en una semana y donde Snow tenía su consulta. Hasta ese momento, se creía que la enfermedad se contagiaba por el aire, pero el doctor sospechaba que podría haber otros motivos que explicasen la virulencia en una zona concreta. Snow ya había usado los mapas para sus investigaciones, así que adquirió un plano del barrio y, ayudado por el párroco de la zona, geolocalizó visualmente los fallecidos por la enfermedad. La infografía resultante ponía el foco en una calle concreta del barrio donde se situaba un pozo público, además de resaltar otras claves de la investigación. El doctor, con esta infografía en la mano, convenció a las autoridades para clausurar los pozos públicos colindantes y así consiguió contener el brote.

Siglo XIX: el primer gráfico polar

El gráfico polar de la enfermera Florence Nightingale.
El gráfico polar de la enfermera Florence Nightingale.

Un año después, otra infografía originada en Londres hizo cambiar el rumbo de la historia. Florence Nightingale era pionera en varios ámbitos. Se la conoce sobre todo por ser considerada la primera enfermera moderna. En el día de su nacimiento, el 12 de mayo, se conmemora el Día Internacional de la Enfermería. Pero pocos saben que, además, es considerada la primera mujer infografista. Fue toda una adelantada a su tiempo en el terreno de la visualización de información. Tanto es así, que incluso inventó un nuevo tipo de gráfico estadístico: el gráfico polar. Lo usó para convencer al parlamento británico de la verdadera causa del descenso de la tropas inglesas en la Guerra de Crimea. Gracias a este primer gráfico polar, demostró que la mayoría de las bajas no se debían a heridas ocasionadas durante el conflicto, sino a enfermedades, debido a la deficiente sanidad del ejército.

Siglo XIX: el mapa de Minard

El mapa figurativo de Charles Joseph Minard.
El mapa figurativo de Charles Joseph Minard.

Otro de los gráficos más famosos de la historia es este mapa figurativo de Charles Joseph Minard. Este ingeniero francés fue un destacado infografista especializado en mapas y en visualización de datos geolocalizados. En el mapa que destacamos, publicado en 1869, Minard retrata de una manera visual brillante la pérdida de tropas de la armada francesa durante la campaña de Rusia 1812-1813. Un gráfico que es considerado una genialidad hoy en día por teóricos como Edward Tuftedel que ya hablamos en el blog–, quien lo denominó «el mejor gráfico estadístico jamás dibujado».

Siglo XX: una infografía en el espacio

El mensaje infográfico de la placa Pioneer 10.
El mensaje infográfico de la placa Pioneer 10.

Si hubiera que mandar un mensaje al espacio para decir «hola» a posible vida extraterrestre, ¿en qué idioma se escribiría? ¿Tendría sentido escribir el mensaje? ¿Existe algún modo de comunicación que sea 100% visual? Sí, la infografía. Seguramente estas cuestiones vinieron a la mente de los astrónomos y divulgadores científicos Carl Sagan y Frank Drake. En 1972, ambos colaboraban con la NASA en la misión de poner en órbita la sonda espacial Pioneer 10. Ésta tenía como objetivo explorar los planetas gigantes de Saturno y Jupiter, aunque también fue el primer aparato que viajó más allá del Sistema Solar. Ante la posibilidad de que la sonda fuera encontrada por alguna civilización inteligente extraterrestre, decidieron enviar un mensaje en ella.

La inscripción se realizó en una placa de aluminio bañada en oro con un tamaño menor que un DIN-A4. Además, usaba la infografía para explicar dónde se encontraba el Sol con respecto al universo, dónde se situaba la Tierra dentro del Sistema Solar y cómo eran los humanos. Los elementos visuales fueron dibujados por la mujer de Sagan Linda Salzman. Un «mensaje en una botella» espacial que ahora mismo vaga por el universo y que no hubiera sido posible sin el recurso no textual de la infografía.

1 comentario en “Medio milenio de infografía en 6 gráficos históricos”

Dinos lo que piensas

Tu email no se mostrará ;)