Cuatro recursos esenciales para inspirarse y escribir bien

Hoy en día, todas y todos somos generadores de contenido escrito. La mayoría no suele cuidar lo que escribe y por consiguiente nadie tomará en serio lo que dice. Pero saber escribir con corrección es una cualidad altamente valorada, sea cual sea el campo profesional en el que te muevas.

En este artículo anterior tratamos de dejar claro que en diseño gráfico y comunicación visual es fundamental saber expresarse bien por escrito y dimos algunas claves al respecto.

Ayuda, aprendizaje e inspiración

Vamos a repasar seguidamente cuatro recursos digitales esenciales que te van a facilitar mucho la vida a la hora de redactar tus textos. Además, usándolos aprenderás un buen montón de cosas útiles sobre el arte de la escritura. 

Con su ayuda podrás resolver dudas de gramática, de semántica, de ortografía y de ortotipografía, ampliarás tu léxico e, incluso, podrán servirte de inspiración en momentos de bloqueo.

Las herramientas propias del social media las dejaremos para otro momento. Ahora nos centraremos en la redacción de textos a nivel general, independientemente de su finalidad o medio en que se publiquen.

El empleo de recursos a la hora de escribir puede resultarnos muy beneficioso.

Un océano de recursos digitales

Recursos y herramientas para ayudar a redactores y copywriters hay muchísimos y es imposible tener una opinión cabal de la mayoría de ellas. Por lo tanto, como es natural, me centraré en aquellos que generalmente utilizo en mi trabajo diario.

Algunos pueden parecer obvios a simple vista (tan obvios como usar un martillo para clavar un clavo en vez de, por ejemplo, un tenedor de postre).

Empecemos pues por el recurso número uno que cualquier «juntaletras» debe tener siempre a mano.

1. Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española

Precisamente a esto me refería hace un momento al mencionar lo obvio: el diccionario. ¿Cómo vamos a escribir medianamente bien si no sabemos qué significan las palabras?

Desde que tengo uso de smartphone es la primera app que instalo. Sí, hay una app del DLE (Diccionario de la lengua española) muy funcional y sencilla de usar para resolver dudas lingüísticas en cualquier parte.

La RAE nos permite realizar diversos tipos de consultas.
La web de la RAE es muy cómoda de usar y, además del Diccionario de la lengua española, contiene otros diccionarios y un sinfín de recursos útiles para el oficio de redactor creativo.

La herramienta principal es el buscador lexicográfico, donde encontrarás las definiciones de todas las palabras incluidas en la 23ª edición del Diccionario, la última edición impresa que ha visto la luz, en 2014. Aunque las actualizaciones digitales tienen otro ritmo más acorde a estos tiempos tecnológicos y ya está disponible la 23.5.

Sobre su funcionamiento, por ejemplo, si lo que buscas es un verbo, además de su definición, podrás conjugarlo, por si se diera la circunstancia de que necesitases echar mano del pretérito imperfecto del subjuntivo de «diseñar».

Todas las funcionalidades están disponibles tanto en la aplicación móvil como en la web.  

Al pinchar directamente sobre cualquiera de las palabras de las distintas definiciones, nos dirigimos a la entrada de dicha palabra seleccionada. Podremos ir saltando cómoda y rápidamente de una palabra a otra en busca de inspiración.

Otros recursos de la RAE

Pero el DLE no es el único diccionario alojado en la web de la RAE, ni mucho menos. También tenemos otros más especializados como el Diccionario panhispánico de dudas, que abarca el habla hispana a ambos lados del Atlántico, o el Diccionario histórico de la lengua española.

Además, entre otros muchos recursos disponibles, podemos encontrar el llamado Portal lingüístico, en el que el usuario dispone de una nutrida recopilación de dudas resueltas de forma rápida y clara.

Estos son solo unos pocos ejemplos de las muchas utilidades que alberga la web de la Academia. 

La RAE es muy activa en redes sociales y sus community managers han protagonizado momentos memorables en Twitter.

Asimismo, la RAE, institución tricentenaria, está presente activamente en las principales redes sociales (dos millones de seguidores en Twitter y 400 mil en Instagram), donde resuelve dudas, informa, limpia, fija y da esplendor.

2. Fundéu

Estrechamente relacionada con la RAE, Fundéu es, a mi juicio, un recurso para toda clase de escritores y redactores extremadamente útil y funcional, y las dudas y entuertos que he conseguido resolver gracias a ella tienden a infinito.

Soy de naturaleza meticulosa a la hora de escribir y es raro el día en el que no consulto al menos una vez la web de Fundéu. 

Fundéu es sinónimo de actualidad de la lengua española.

La Fundéu, buscador urgente de toda clase de dudas relacionadas con la lengua española, es una organización sin ánimo de lucro auspiciada por la agencia EFE y asesorada por la RAE. Su misión es «el buen uso del español en los medios de comunicación».

Por lo tanto, está en todo momento al hilo de la más candente actualidad y es el lugar perfecto si necesitas redactar correctamente un texto sobre, por ejemplo, el Festival de Eurovisión, las criptomonedas o los pódcast, con tilde en la «o», adaptación castellana de la voz inglesa podcast

Búsqueda rápida y buzón de consultas

Su uso es muy sencillo: introduces tu duda en el buscador y te aparecerán todos los artículos en los que se ha planteado la misma duda.

Y si se da el caso de que no encuentras la respuesta que buscas, Fundéu también dispone de un buzón de consultas que suele funcionar rápida y satisfactoriamente

Fundéu es una herramienta esencial para aclarar dudas de forma rápida y eficaz.
Por más extraño o poco común que sea el tema te traes entre manos, en Fundéu encontrarás claves de escritura al respecto.

Aunque una manera todavía más sencilla de usar Fundéu es introducir directamente en la barra de Google la palabra a consultar seguida de «fundéu». Por ejemplo, «eurofán fundéu». 

Cuenta a su vez con un blog con abundantes artículos sobre los más diversos asuntos relacionados con la lengua y su correcto uso. También dispone de otros recursos, como dosieres de redacción sobre temas de especial actualidad, consejos sobre escritura en redes sociales o cursos especializados.

3. Stilus

No hace mucho que la he descubierto y estoy seguro de que ya no voy a poder vivir sin Stilus. 

En mi artículo sobre escribir bien dije que no hay que fiarse nunca de ningún corrector automático, y lo mantengo, por supuesto, pero es que Stilus es mucho más que un mero corrector. Porque sí, es un corrector ortográfico, pero también ortotipográfico, gramatical y de estilo (que no es poco).

Stilus tiene detrás a un equipo de profesionales de la lengua que le dan soporte y han conseguido que ahora mismo sea considerada la herramienta de corrección en español mejor valorada.

Esto supone una inestimable ayuda para cualquier persona que use la lengua española escrita y quiera hacerlo correctamente.

Introduces tu texto y Stilus te sugiere las correcciones y los cambios pertinentes, y ya está listo para publicarlo donde necesites.

Stilus se adapta a cada usuario con gran versatilidad y pone a su disposición un buen montón de funcionalidades, como el corrector interactivo, un ingenioso y práctico diccionario inverso, conjugador verbal, analizador morfosintáctico y también permite obtener informes de revisión de errores «similar al que realizaría un corrector humano».

Otras funciones de Stilus y versiones

Una funcionalidad que me ha llamado particularmente la atención es el Presupuesteador, una pequeña herramienta que ayuda a calcular presupuestos para encargos de corrección o traducción de textos. 

Además, permite varios modos de acceso, como servicio en la web y como complemento dentro de Microsoft Word y WordPress o a través de la API para desarrolladores y proyectos corporativos a medida.

Las conjugaciones verbales, esas desconocidas.

Dispone de una versión básica gratuita, y dos modalidades de pago, totalmente asequibles: Stilus Gold, que permite revisar hasta 200 000 palabras al mes, y Stilus Platinum, un millón de palabras al mes. 

No hace falta ser un profesional de la corrección para sacar mucho partido a Stilus. Con la versión gratuita, puedes introducir en el corrector interactivo, por ejemplo, los textos que has redactado para tu porfolio o los de la presentación de tu último proyecto de diseño y recibirás las correcciones oportunas para que todo esté perfecto. 

4. Ideas afines

A simple vista podría parecer un mero diccionario de sinónimos para frikis obsesivos, y en cierto modo los es. Pero Ideas afines es sobre todo un enorme repositorio de términos relacionados entre sí, lo que lo convierte en una potente herramienta de creatividad, a pesar de su crudeza visual.

A pesar de su inhóspito aspecto, Ideas afines es una potente herramienta creativa.

Pongamos por caso que estamos trabajando con el concepto «tipografía» y necesitamos encontrar ideas y términos relacionados. No tenemos más que introducir la palabra principal en el buscador y obtendremos sinónimo, palabras relacionadas, conceptos similares e ideas afines.

Puedo asegurar que se trata de un efectivo desatascador y una copiosa fuente de inspiración.

Diseñar bien y escribir bien

Os animo a todas y todos a usar estos recursos, a escudriñarlos, sacarle todo el jugo, que es mucho, e incorporarlos a vuestros flujos de trabajo.

Nunca se insiste suficientemente en que un texto bien escrito es el colofón a un buen trabajo de diseño y, por contra, un texto descuidado y con errores puede echar abajo el proyecto más brillante y creativo.

Estas cuatro herramientas, aparentemente obvias, os ayudarán a escribir mejor y os harán la vida mucho más fácil.