¿Por interés te quiero, Andrés? Un briefing infinito

campaña homosexualidad gay matrimonio

 

¿Cuántas campañas, ideas, comunicaciones y manifestaciones hemos visto en contra de la discriminación homosexual? En Irlanda se buscaba el apoyo de los familiares

 

 

Desigual apostó por la aprobación en el hogar,

 

 

GAP también se mojó, por no hablar del clásico «unhate» de Benetton.

 

unhate_Benneton1

unhate_Benneton2

 

Y así podríamos seguir hasta el infinito y más allá. La última en salir ha sido esta de Canadá, donde la organización PFLAG hace un recuerdo de aquellos días felices que nunca pudieron llegar a existir.


 

Parece mentira que, estando en el año en el que estamos, algunas personas todavía se escandalicen con estas campañas. Podríamos poner como ejemplo reciente a Honey Maid a los que pidieron retirar la campaña por poner de ejemplo a parejas gays con hijos.

 

 

Su respuesta no pudo ser más genial: una campaña llevó a la otra y acabaron formando una palabra con todos las críticas que recibieron «LOVE«.

 

 

Sin embargo, nuestro planteamiento como profesionales podría ir más allá de si la sociedad está preparada o no para recibir estos mensajes. Nosotros deberíamos fijarnos en la acción de la marca. ¿Qué intenciones tiene detrás? ¿Realmente quiere defender al público gay? ¿Está asegurándose un nicho de mercado? ¿Es todo una campaña de responsabilidad social corporativa?… En muchas ocasiones será difícil establecer una sola respuesta a estas preguntas porque seguramente será una combinación de todas. Un querer llegar a todo y, de paso, hacer un poquito de branding que nunca viene mal.

 

El caso es que (ahora que se están planteando si los gays deberían donar sangre)  parece que nos quedan muchas décadas de ver campañas así. Años en los que las marcas seguirán comunicando a favor de esta situación. Un mismo briefing que seguirá flotando en la sociedad y que se resolverá de mil maneras diferentes. Y ahí está lo interesante. Ahí está la miga: cómo un mismo problema puede tener infinitas soluciones. Y eso, pajaretes, eso es la magia de la publicidad.

Dinos lo que piensas

Tu email no se mostrará ;)