¿Creadores de contenido en stories de Instagram?

mejorar-stories-instagram
¿Te suena el término storyteller?
 Pues es el nombre que se le pone a la técnica de contar historias. Historias contadas con convicción, efectistas y efectivas. Así, tan simple y tan complicado al mismo tiempo. Sin entrar en detalle y sin volvernos muy locos, un storyteller es el que relata historias de una manera diferente y desde un punto de vista narrativo.

Al igual que cocinamos, bailamos y tarareamos, todas las personas sabemos contar historiasAunque claro… ¡no todos lo hacemos igual de bien! El gran Chiquito de la Calzada no era el que contaba mejores chistes, pero sí era el que mejor los contaba. Hay una gran diferencia.

Mediante el diseño, el arte, la fotografía o la música intentamos constantemente expresar cómo nos sentimos, explicar algo a los demás o plasmar una idea de forma original. Pues bien, mediante la técnica del storytelling podemos compartir contenido con un valor adicional y conectar a nivel emocional con los lectores. Obviamente esto les flipa a las marcas y a esa disciplina en continua mutación llamada marketing.

Ahora, la figura del storyteller está de moda. Sí, tan de moda como el filtro Clarendon de Instagram, que revalida puesto año tras año, o mear “pa’lante”, que eso nunca pasa de moda.

En busca de una gallina que diera huevos de oro, los “marketinianos” han visto que para vender más hay que vestir de historias a las monas de siempre. Es así, cualquier disciplina que esté en relación directa con el marketing le interesa la conexión emocional con el público. Por tanto, en el storytelling es crucial crear y aprovechar una atmósfera a través del relato.

¿Por qué? Pues porque la gente olvida lo que se le dice, mucho. La gente olvida lo que hiciste, menos -ya que la acción domina a la intención-. Lo que la gente no olvida es lo qué sintió cuando le dijiste o hiciste algo.

stories-instagram-storyteller

¿Cómo conseguimos ese vínculo si la comunicación con el público ahora es prácticamente online? ¡Tranquilo! No hay problema. Un storyteller se adapta perfectamente al medio.

Internet es una gran nube tecnológica que también tiene su lado emocional. Y esto no es una locura… al final las redes sociales no dejan de ser personas. Sí, aquí también se generan relaciones de confianza y fidelidad. Muy robótico todo, pero muy real.

El grande de Instagram ya venía adelantándose a esto. Cuando compartes fotos y vídeos en Instagram Stories, aparece una especie de presentación de diapositivas, aparece una historia: ¡tu historia! Pues tan fácil como eso, con Instagram Stories puedes publicar todo lo que quieras y cuando quieras para convertirte en todo un storyteller. Eso sí, no olvides ser creativo.

Instagram Stories es una potente herramienta para crear contenidos con la característica de que solo tienen la duración de 24 horas. Solo un día. Pasado ese tiempo, el contenido desaparece. Esto da pie a ser espontáneo y natural. Es una forma cotidiana y divertida de atraer público a nuestra cuenta, de contar nuestra historia y de seguir construyendo la estrategia de branding.

1. Espontáneo vs. estratégico

La espontaneidad es difícil si quieres ser fiel a una estrategia, por lo que tu plan debe ser flexible. Márcate una guía de contenidos sobre los que quieres tratar. Con esta plantilla, cuando improvises y dudes si publicar o no un contenido, tan solo tendrás que recurrir a ella.

Nuestro consejo es que publiques todo aquello que esté relacionado con tu marca. Muéstralo con naturalidad, sin buscar la perfección recuerda que son contenidos efímeros y construye tu brandstory.

2. Háblale como a tu amigo

Cuanto más cuentes, más vamos a querer que nos cuentes. Explica tu proceso de creación mediante el formato paso a paso, por ejemplo. Que todos podamos ver desde el desastre inicial hasta el espectacular resultado finalGenera un ambiente cómodo donde podamos comentarte, ayudarte o reírnos de tus errores.

También puedes contar historias con planteamiento, nudo y desenlace. ¡Puro teatro! Plantea un problema divertido, soluciónalo con tus servicios y muestra cómo se siente después tu cliente.

Cuenta curiosidades o anécdotas personales, o de tu propia marca, en varias imágenes o incluso en un vídeo molón. Puedes crear el efecto de continuidad colocando una flechas o poniéndole numericos.

3. Conquista a tu público

Esto es casi como una primera cita continua. Eso sí, aquí no tienes que comprar Smint ;)

No queremos que nos beses, pero sí que conozcas nuestros gustos, que nos des imágenes bonitas y que vayas probando diferentes estilos hasta encontrar el que nos conquista. Tienes que convertirte en todo un rompecorazones, pero sin llegar a romper ninguno, por lo que debes mantener una coherencia (visual y de contenidos) a lo largo del tiempo.

generar-contenidos-instagram

4. Encuestas

Las encuestas son unas de las actualizaciones de la herramienta. ¡Úsala! Aquí vas a poder recoger las opiniones de tus seguidores. Es tan fácil como añadir el sticker, introducir la pregunta y las dos posibles respuestas. Lo más molón es ver los resultados y qué opina la gente.

5. Diseña tu historia

¿Sabías que hay un selector de color para identificar tonos en las imágenes? Tal cual te lo contamos. Ahora puedes seleccionar justo el color que más te gusta de la fotografía para usarlo en un textico o en los pinceles. ¡Flipa!

Pero si esto te parece poco, hay una nueva opción para alinear correctamente los sticker y demás añadidos a la imagen. Ya no hay excusa ante un stories feote.

6. Localiza tu historia y menciona a otros

En Instagram puedes hacer búsquedas por localización para poder ver historias de ese lugar en ese momento. También puedes hacerla por hashtags para encontrar todas aquellas publicaciones con esa etiqueta. ¡Úsalo tú también! No olvides mencionar a otras cuentas a las que creas que le va a gustar el detallico. Además, a estas cuentas se les notifica con un mensaje privado. Es una oportunidad más para enamorar a nuevo público.

stories-instagram

7. Diseña tu fondo en dos segundos

Sabemos que a veces no quieres compartir una imagen o un vídeo, sino simplemente una frase o algún icono. Cuando ocurra esto, lo suyo es que ya tengas un fondo definido, un fondo bonico que te guste para usarlo en estas ocasiones. Puede ser una imagen, sí, pero es más práctico un color.

Si quieres añadir un color plano, hay un truco muy fácil. Selecciona la herramienta lápiz, elige un color y mantén presionada la pantalla unos pocos segundos. ¡Listo! Tu pantalla se llenará por completo de ese color.

genaradores-contenido-stories-instagram

8. Storyteller previsor vale por dos

Hay un modo de subir fotos y vídeos antiguos a la historia de Instagram ;) ¿Cómo? Al seleccionar la cámara para subir un Stories nuevo puedes desplazar con el dedo hacia arriba para mostrar las “últimas 24 horas” de tu galería.

Pues bien, si quieres que una imagen determinada aparezca, solo tienes que hacerle un pantallazo, modificarla o cambiarla de carpeta dentro de la galería (también sirve para los vídeos).

Vía Sleepydays.es

Dinos lo que piensas

Tu email no se mostrará ;)