Entrevista a Las Buhoneras: dándole duro a esa vaina (p. 3)

las buhoneras en Lagunillas remastered

 

(Viene de Parte 2)

 

La última parte de nuestra entrevista a Las Buhoneras tiene como eje central la eterna pregunta de si se puede vivir del arte (sin ser Picasso o Dalí, claro). Paula y Lai, entre otros puntos interesantes, nos cuentan su experiencia a la hora de rentabilizar su trabajo. Por último, descifraremos algunos conceptos claves del vocabulario «buhonero».

 

¿Qué opináis del momento cultural que se vive en la ciudad?
Paula: Mucha gente habla de una efervescencia cultural, y yo eso no me lo creo. Artistas ha habido siempre. Efervescente es algo que sale de la nada, sin una preparación y que como viene se va. Y no nos engañemos, los tantísimos colectivos que hay ahora mismo petándolo en Málaga no se crearon ayer. Gente como Okaña de VillaPuchero o Manuel Lafont, por ejemplo, llevan muchísimos años trabajando en Málaga.

 

Me parece que desde lo público, desde el Ayuntamiento, se están aprovechando bastante de la precariedad del artista para poder decirles: “yo te saco adelante, hago que se te vea, pero lo que importa en este momento es lo que yo diga de ti”. Desde fuera puede que la gente lo vea con otra óptica, lean los titulares y piensen que todo está genial… pero desde dentro uno no lo ve así de bien. Desde dentro uno lo que se pregunta es por qué nadie se ha preocupado en todos estos años que han sido tan duros. Es puro proyecto electoral y se quieren llevar todo el mérito y todo el dinero de todo lo que sea posible.

 

Lai: Y además si te acercas un poco a estas instituciones te das cuenta de que no saben nada de tu sector.

 

Cómo ser Frida. Proyecto de Sandra Lara.

Cómo ser Frida. Proyecto de Sandra Lara.

 

La pregunta es obligada, ¿se puede vivir del arte?
L: Pues en nuestro caso todavía no. Llevamos ya unos años trabajando y aún no hemos visto el momento, la consagración de poder decir: “venga, somos Las Buhoneras y nos vamos a dedicar en exclusivo a ello”.

 

P: Eso tiene más cola realmente. Sí que se puede vivir del arte, pero tienes que saber rentabilizar tus obras. De los servicios, efectivamente, sí se puede vivir, de tu obra es imposible a menos que te fiche alguien que crea que eres un genio, “la voz de tu generación”. Pero lamentablemente eso no creo que vaya a pasar, aquí somos más trabajadores que genios.

 

Yo soy la única de las tres que actualmente no tiene trabajo. Estoy en paro desde noviembre y desde entonces me he puesto al 120% en exclusiva con Las Buhoneras, a intentar vivir de ello. He estado casi seis meses a tope con ello, trabajando muy duro… y créeme, aunque sea muy triste admitirlo, no se puede vivir de ello. Hemos elegido un camino, una carrera y una estética que no es la que quiere todo el mundo y que no son rentables, pero no por ello vamos a cambiar el concepto de Las Buhoneras. Lo que sí sé que es que en este momento no podemos tomarlo como un medio de vida, aunque sí como un colectivo, un hobby

 

las buhoneras en el moments

Las Buhoneras en el Festival Moments (2014)

 

¿Cuáles son entonces vuestros planes de futuro?
P: Pues en mayo tenemos un proyecto en el ECCO, el Espacio de Creación Contemporánea en Cádiz. La directora del centro nos vio en el Art&Breakfast y le gustamos, así que se ha puesto en contacto con nosotras para que hagamos una intervención en el hall.

 

L: Nuestra meta es vivir de Las Buhoneras, obviamente, aunque sabemos que ahora mismo eso es una utopía. Por ahora nos conformamos con sacarle la rentabilidad a cada servicio que hagamos, encontrar el equilibrio…, que igualmente no deja de ser otra utopía.

 

P: La entrada a Las Buhoneras de una persona que se dedicase sólo a eso podría hacerlo posible. Necesitamos a una mánager desde ayer. Con un papel parecido entró Áurea. Al principio ella decía que no iba a ser capaz de meter mano en la parte creativa, que se iba a dedicar en exclusiva a la otra labor… pero muy pronto nos dimos cuenta de que tenía una capacidad artística increíble. Pero es como todo, ella no puede dedicar la totalidad de su tiempo a Las Buhoneras.

 

Lo que sí que queremos lanzar muy pronto es la tienda online. Con los mercadillos nos hemos dado cuenta de que nuestro producto llama más la atención a los extranjeros, y de hecho ya hemos tenido un par de “guiris salvadores”. Es algo muy curioso que dos hombres de mediana edad de Centroeuropa nos hayan comprado muchísimas cosas en dos días diferentes de mercadillo que habían sido un desastre total en ventas.

 

Todas estas decisiones, al igual que la manera en la que llevamos las redes sociales, las trabajamos por pura intuición. Si vemos que nuestro estilo no cala tan hondo en la ciudad en la que trabajamos, no nos queda más remedio que mirar fuera de nuestras fronteras.

 

las buhoneras en Archidona Cinema por Colectivo Croma

Las Buhoneras en Archidona Cinema. Foto de Colectivo Croma.

 

DICCIONARIO BUHONERO:

BUHONERO: Realmente es un término latino (Paula e Isabella son venezolanas). Se trata de un vendedor ambulante que se dedica a recoger cosas que nadie quiere para comerciar con ellas. Es precisamente el espíritu que llevan Las Buhoneras con su revalorización del “objeto indigno”.

 

BRILLOSITUD: Algo que empezó siendo como un concepto muy difuso pero que ha terminado siendo una de sus señas de identidad. El uso de purpurina o de brillantes de plástico es algo que prácticamente no se ve en otro sitios que no sea en las obras o performances de Las Buhoneras.

 

CHOTUNO: Es la definición de algo que se encuentra entre lo bonito y lo feo, la línea en la que Las Buhoneras se encuentran más cómodas caminando. Adoran trabajar con objetos de los que conocen su fealdad, pero que guardan un mensaje intrínseco. Es un “feo elegido”, un “feo bien organizado”.

 

PANDEOROSONORO: A veces Las Buhoneras aplican sus conceptos a los playlists musicales. Al principio sus pinchadas iban más encaminadas al indie con toques tropicales, pero cuando les encargaron una sesión en el Planta Baja de Granada decidieron que debían ir un paso más allá. La cumbia electrónica fue la solución, y como pretenden llegar a la belleza desde la más absoluta fealdad, la acompañan de PowerPoints con ilustraciones prediseñadas del WordArt de lo más desfasadas.

 

PandeOroSonoro. Foto de Sandra Lara.

PandeOroSonoro. Foto de Sandra Lara.

 

Por supuesto, este estilo musical no tiene la misma aceptación en todos lados (en Málaga las han llegado a amenazar si no quitaban “esa puta música”), y les llama la atención el círculo que se ha formado en Granada, sobre todo impulsado por el DJ Caballito, alrededor de este fenómeno.

 

Ellas apuestan por esto y saben que será “lo que lo acabará petando”.

 

Si quieres conocer más sobre ellas visita su web buhonera.

 

Volver a la primera parte de la entrevista.

1 comentario en “Entrevista a Las Buhoneras: dándole duro a esa vaina (p. 3)”

Dinos lo que piensas

Tu email no se mostrará ;)