8 trucos en iPhone para tus historias de Instagram

  • Lidia Ruiz

Instagram, ni contigo ni sin ti tienen nuestras penas remedio. Cual amantes despechados, vamos buscando las migajas de amor que esta red traicionera nos da. Intentamos conquistarla con un concurso, tuneando nuestra biografía y hasta intentamos convertirnos en storytellers, pero ella sigue ignorándonos.

En nuestra incansable lucha porque se fije en nosotros, nos hemos dado cuenta de que las historias le gustan más que a un niño chico un polo flash (o ‘poloflán’ en Málaga) y hemos encontrado unos trucos en iPhone para hacer que nuestras stories de Instagram queden rebonicas.

Con estos ocho trucos lo vas a petar en tus historias de Instagram:

1. Convierte tus live photos en Boomerangs

Sin pasar por apps, ni chorradas múltiples. Abre tus historias de Instagram, desliza hacia arriba y elige tu live photo.

Cuando la tengas seleccionada, presiona la pantalla un par de segundos hasta que aparezca la palabra «boomerang» y… ¡Magia! Tu live photo acaba de convertirse en un boomerang.

2. Linca tus posts en tus stories

Vale que no tengamos lo del «swipe up» y no podamos poner links a nuestra web porque no tenemos diez mil seguidores, pero podemos llevarnos a nuestra audiencia de una historia a nuestro post, ¿cómo? Muy fácil.

Vete al post que elijas, haz click en compartir, «agregar publicación a tu historia» y listo. Ya tienes una historia con un enlace directo a tu entrada.

Instagram stories link post
Instagram stories link post

3. Copia una foto desde la galería de fotos de tu iPhone

Este es de las fáciles. Elige una de tus fotos, y dale al botón de «exportar». De entre las opciones, selecciona copiar.

Instagram stories pegar varias fotos
Instagram stories pegar varias fotos

Ahora, ve a tus historias, abre la opción de texto y mantén pulsado hasta que aparezca la opción «pegar». Así, sin más, ya tienes la foto lista para que le pongas todos los emojis, gifs y chuminadas que quieras.

*A veces sólo funciona si pones una foto de fondo… No nos preguntes el porqué.

Pensarás que lo que te acabamos de contar es una chorrada, pero espera, que aquí viene lo bueno. Puedes subir un vídeo, una foto o un fondo de color y pegar encima la foto que acabas de copiar. ¿A qué no está tan mal este «changuay»?

4. Sácale los colores a Instagram

¿Las opciones de color de Instagram se te quedan cortas? Suponemos que ya sabes lo de que puedes elegir colorcicos de las fotos con el cuenta gotas que aparece al lado de las opciones de color de los pinceles, herramientas de texto, etc. Pero hay algo más que puedes hacer.

Abre los stories y selecciona el pincel, mantén pulsada cualquiera de las opciones de color que salen abajo en tu pantalla hasta que se abra el color slider. Ahora ya sólo tienes que elegir el color que más te guste.

5. Haz brillar tus emojis

¡Ay cómo nos gusta un «brilli brilli»! Si el brillo y la purpurina forman parte activa de tu vida, toma nota.

Abre tus historias, selecciona la herramienta de texto con la fuente de Neon. Añade un emoji y te saldrá con un ligero glow detrás.

Trucos instagram stories

6. Rellena de color

¿Te pensabas que la única forma para rellenar de color era dándole brochazos con el dedo a la pantalla? Pues hay algo más fácil. Selecciona el boli que está en la esquina superior derecha y elige un color. 

Pulsa y mantén pulsada la pantalla por unos dos o tres segundos hasta que la pantalla se rellene automáticamente con ese color que habías elegido. ¡Magia de la «güena»!

P.D.: Si eliges alguna de las otras opciones, se coloreará la pantalla de un color semitranslúcido.

7. Insinúa sin enseñar

Vamos a hacernos un combo con el truco anterior.

Sube una foto a tus historias y rellena de color como te habíamos enseñado en el paso anterior.

Ahora viene el truco. Selecciona la goma y el tamaño que quieres que ésta tenga con la barra que sale a la izquierda en tu pantalla. Ve borrando a toquecitos o a brochazos para dejar ver la imagen que tenías debajo.

8. Esconde tus hashtags

Los hashtags son un mal necesario que ensucia esas preciosísimas y cuidadas fotos que queremos subir a nuestras historias. No podemos vivir sin ellos, pero lo que sí podemos hacer es esconderlos.

Podemos esconderlos directamente detrás de un gif o un emoji o hacer que «desaparezcan» dándoles el mismo color que el fondo. Sólo tienes que elegir el cuentagotas de la herramienta de texto y elegir el color del fondo. Lo mejor es que Instagram los registrará aunque ni tú mismo los veas.

Nosotros nos estamos volviendo unos expertos en esta ciencia de entender y enamorar a Instagram, pero trucos hay miles, así que, si tienes alguno que no haya salido aquí, estírate y cuéntanoslo que no vale dinero.

Dinos lo que piensas

Tu email no se mostrará ;)