15 consejos para elaborar tu currículum de diseñador (3)

  • Manu Santaella
Currículum Manu Gaitán Salinas

C. V. que arriesga 1: ¿Y si creo una info con fotos que me describan? (Manu Gaitán Salinas).

Nuestra primera toma de contacto con el mundo laboral pasa por la presentación de nuestro currículum. Estamos tratando de optimizar la eficacia de esta herramienta con una serie de consejos prácticos. Hemos identificado a dos de nuestros destinatarios: la diseñadora Lu y el técnico Ramontxu. Estos cinco últimos consejos son un revoltijo de cuestiones para que las tengamos en cuenta tanto antes de plantear nuestro C. V. como después de finalizarlo.

(11. ¿Y si rompo con todas las reglas?)

La línea que separa la genialidad del disparate muchas veces es difícil de delimitar (y en ocasiones se mezclan). Se puede crear un currículum brillante saltándose a la torera casi todo lo establecido: una mezcla de ingredientes que, en teoría, no debería funcionar, pero en la práctica, sin que sepamos muy bien por qué, combina maravillosamente.

No nos engañemos, para conseguir algo así se necesitan muchas horas, mucho talento y bastante suerte. Si tenemos poca experiencia que mostrar en el currículo o si nos queremos dirigir a una agencia como Sra. Rushmore, nuestra osadía puede estar justificada.

Si queremos salirnos sólo un poco del guión, podemos probar a romper con algún elemento, de forma controlada, para dar un mayor dinamismo y “humanizar” el documento. Si no tenemos claro cómo hacerlo, “los experimentos, con gaseosa”.

currículum-Pablo-Acedo

C. V. que arriesga 2: ¿Y si me presento dando datos poco convencionales? (Pablo Acedo).

12. El currículum: la antesala del portfolio y la campaña global

El currículum siempre ha de ser utilizado como toma de contacto. De nada servirá que lo hayamos bordado en esta fase, si conseguimos que nos llamen y no tenemos nada que presentar. Da por sentado que habrá otras personas que sí lo harán. Si enseñamos una web, nos ponemos en el nivel top; si no es así, mostrar un portfolio físico currado suma muchos puntos. Si haces ambas cosas, entonces estamos hablando…

En este sentido, siempre va a sernos de ayuda que creemos una campaña global, en el que C. V. y portfolio formen un todo coherente. De tal manera que Lu y Ramontxu puedan hilar la historia que les estamos contando con ambos productos: iconos, terminología propia, sugerencias…, migas de pan que unifican el conjunto. Es la aplicación de uno de los principios de la Gestalt: “el todo es mayor que la suma de las partes”. Y nosotros tenemos que conseguir ser memorables.

13. No hay nadie que se llame “A quien corresponda”

No seamos melones. Nos hemos currado un currículo que es un pelotazo. Además, lo hemos hecho en consonancia con el portfolio, que también nos ha quedado fino. Tenemos una campaña que nos presenta y nos define… ¿Y nos ponemos en contacto con las empresas dirigiéndoles e-mails o cartas destinadas “A quien corresponda”?

¿Hemos perdido la cabeza? De nada servirá todo lo que hayamos hecho si no somos capaces de tener un mínimo de educación. No nos dirigimos a robots: nadie se llama “A quien corresponda”. Tenemos que intentar personalizar, saber el nombre de la persona a la que nos dirigimos, porque estamos demostrando empatía. Lo ideal sería escribir una buena carta de presentación en la que nos demos a conocer, expliquemos brevemente que podemos aportar a la empresa y, de camino, manifestemos nuestro interés por la firma. “A quien corresponda”, por el contrario, es una descortesía con aires de grandeza:

⎯“Ey, colegas, a quien corresponda, soy el puto amo: contratadme”.
⎯“Ey, sheriff, ‘a quien corresponde’ te manda saludos y de viaje a Kazajistán. Fdo. Ramón García”.

CV--Pilar-Martín

C. V. que arriesga 3: ¿Y si me paso por el forro el formato DIN A4? (Pilar Martín).

14. El spam, la mejor forma de que te ignoren

Para las personas de lógica difusa: no podemos enviar nuestro currículum vítae a varias empresas en un mismo e-mail. ¿De verdad pensamos que nos va a responder Lu cuando reciba el mismo correo electrónico que está viendo que le estamos mandando al estudio X, al M, al H y al Z (que además son muy chungos y les encantan utilizar degradados para todo)? No somos un cuadro de Picasso en el centro de una subasta. Seguimos intentándolo…

15. Insistir (que no significa spamear) y adaptarse

Esto es una carrera de fondo. Lo normal es que recibamos muchos “no” antes de recibir un “sí”. La suerte forma parte de la ecuación, pero la probabilidad de que nos toque es mayor cuantas más papeletas juguemos. No podemos perder de vista que, además de estudios y agencias, hay otras muchas empresas que, de una forma u otra, necesitan diseñadores: marcas que se dedican al textil, a la informática, a la construcción, consultorías, etc. Las posibilidades se amplían mucho si somos «híbridos», capaces de asumir otras funciones (normalmente relacionadas con marketing o comunicación) aparte de las de diseñador.

Por otro lado, si vemos que llevamos cuatro meses en búsqueda y captura de empleo, y no hemos conseguido ninguna respuesta (al menos para una entrevista), está claro que algo estamos haciendo mal. Hay que hacer autocrítica y adaptarse.

Mejorar e insistir. Estar en el lugar adecuado en el momento oportuno define una forma más común de lo que se cree de incorporarse a una firma. Así que si han pasado más de nueve meses desde que les enviamos nuestro currículum a Lu y Ramontxu, quizás vaya siendo hora de que le enviemos el actualizado, que sepan que estamos disponibles y hemos mejorado.

…Puede que en esta ocasión, Lu o Ramontxu anden buscando a alguien como nosotros.

Nieto-Isabel-CV

C. V. que arriesga 4: ¿Y si dedico la mitad del espacio a un autorretrato? (Isa Nieto).

Recopilación:

– Los cinco primeros consejos.
– Los cinco siguientes.

1 comentario en “15 consejos para elaborar tu currículum de diseñador (3)”

Dinos lo que piensas

Tu email no se mostrará ;)