¡La vuelta al cole ya está aquí!

Nuevo curso
¡Qué lejos quedan ya aquellos septiembres de forrar con mimo los libros de EGB y gastar “corticoles” como locos
…! ¡Qué mayores nos hacemos!

Sin embargo, como nosotros somos unos nostálgicos, en la Escuela Gauss Multimedia cada año nos montamos nuestra particular vuelta al cole y echando la vista atrás, hemos elaborado una lista de “imprescindibles” que nunca pasan de moda.

Al fin y al cabo, si te mola el diseño y la ilustración, estos avíos nunca estarán de más en tu escritorio. Y ya sabes, septiembre es mes de nuevos propósitos… Recomponer un poquito las ilusiones y renovar los materiales alimenta las ganas de cualquiera. Así que repasa que esté todo listo y ¡encara septiembre equipado hasta las cejas!

Si encima eres de los que este año cursa nuestro Máster de Diseño Gráfico, no pierdas tiempo… ¡Toma nota! ;)
(Bueno, y si no, ¡también!)

1. Cuadernos

Cuadernos
No te dejes llevar por los prejuicios. Más allá del postureo que lleva implícito sacar tu Moleskine en una cafetería y ponerte a pintorrear fingiendo que eres más bohemio que Lope de Vega, llevar un cuadernito a cuestas puede ser la clave del éxito.

Anotar ideas que a priori te parecen tonterías o hacer bocetos rápidos de lo primero que se te viene a la cabeza en cualquier lado, pueden servirte de mucha ayuda. Que luego llegan las entregas y se notan los proyectos que se han centrifugado y los que no.

Por poder, puedes elegir desde el más chulo de la tienda hasta un cuadernito de los chinos por el módico precio de 1 €. A todos nos gusta lo ‘güeno’, ¡está claro!; pero piensa que no es cuestión de gastar mucha pasta en comprarlo, sino de gastar mucho tiempo en usarlo :) ¡Aquí van un par de propuestas!

  • La típica Moleskine, que modelos hay “pa’aburrir”: clásicas, frikis, cuquis… En fin, no será porque no encuentres tu tipo.
  • De ilustradores molones. Por ejemplo, Pedrita Parker (en pack de tres ¡que nos las quitan de las manos, oigaaa!), La VolátilSuperbritánico
  • Baratas e igual de útiles que las anteriores, como puede ser una libretita de los “veinte duros” (momento nostalgia) o bien una que tú mismo te hagas, ¿por qué no?

2. Lápices, pinceles y rotus

Lápices y rotuladores
Sí, ya sabemos que esto de los rotus no son cosa nueva. Y no queremos ponernos pesados, pero comprenderás que en este caso, no podían faltar. Te pedirán marcas, carteles, postales… Cuando te sumerjas en más de un briefing, agradecerás tener tu arsenal de rotuladores a mano y despegarte (y despejarte) un ratito de la pantalla.

Además, ahora que el lettering, el handmade y lo kraft nos mata de cuquis e invade nuestro día a día, seguro que en más de un proyecto te plantearás tirar de brushpen, Copicslápices acuarelables…

En fin, ¿qué te vamos a contar? Ya sabes que a la hora de comprar cositas así, somos igual que de pequeños, pero más sibaritas. Antes nos volvíamos locos por los Alpinos nuevos y la caja grande de Carioca. Ahora nos pasa algo parecido, pero con los Posca, los Promarker, los Micron… ¡Una locura!

3. Mochila y estuche molón

Mochilas_estuches
Hay que ver lo que nos gusta presumir de mochila nueva, ¿eh? Y ya si hablamos de una tote bag con mensaje…, ¡ni te digo! Aquí, como con aquello de elegir tu Moleskine, hay una infinidad de opciones. Cada cual tendrá su bolso ideal según su personalidad, pero si todavía no tienes nada pensado, aquí te pasamos algunos ejemplos que molan mil.

4. Ordenador con puesta a punto

Puesta a punto del ordenador

Puede parecer algo evidente, pero hay más de un despistado que empieza el curso con el ordenador manga por hombro. Y no, eso no no puede ser. Después, no nos vengas con agobios que te estamos avisando.

Limpia ese escritorio, que da vergüenza verlo. Elimina el pelotazo de descargas y archivos que no usas para nada y aprovecha que queda algo de espacio libre para instalar los programas que vas a necesitar. Créenos, que luego lo vas a agradecer. Y si ya quieres dejarlo canela, para no perder la inspiración durante el curso, pon un fondo de pantalla que lo pete. Por ejemplo, unas citas ilustradas ;)

Hasta aquí llega nuestra lista ‘retro’. Si te fijas, al final, tampoco es tan distinta a las de aquella época. Donde antes desplumabas a tus padres eligiendo mochila repleta de compartimentos, sacapuntas de estreno y demás enseres para arrasar en los primeros días de clase, ahora toca prepararte buscando cosas parecidas, pero con un punto más sofisticado.

¡Pues listo! A repasar que no se te olvide nada ;)

Dinos lo que piensas

Tu email no se mostrará ;)