Negro enriquecido vs. negro normal, fight!

negroenriquecido

Que sí, que sí… que las “portadicas” molan mucho y las tipos guapas también, pero, en este nuestro oficio, debemos conocer ciertos aspectos técnicos para que todo salga bien (de la imprenta especialmente). En la recta final del máster de diseño gráfico dedicamos gran atención a la preimpresión, o lo que es lo mismo, a un conjunto de protocolos que preparan nuestro documento para que el proceso posterior de impresión sea correcto y todo salga “fetén” y profesional. Uno de ellos es el empleo de la tinta negra en nuestros diseños, un concepto sobre el que se escucha mucho pero se aclara poco, así que vamos allá…

¡Anda! ¿Hay varios negros? ¿Y qué es un negro enriquecido? ¿Nos hemos vuelto locos y vamos a hacer un post sobre Jay-Z? Pues no, hablamos de las tintas de proceso de CMYK y de cómo se gestionan en los programas en los que trabajamos habitualmente para que en imprenta todo salga fino fino.

uso_de_negro_enriquecido

Básicamente empleamos dos tipos de negros en diseño. El negro normal, que viene por defecto en toda paleta que se precie y el negro enriquecido, que tendremos que crear nosotros. El primero lo empleamos siempre que aparezca sobre el papel sin ninguna mancha de color o imagen de fondo. De esta forma conseguimos que el texto (por ejemplo, en un libro de texto corrido) se imprima en una sola plancha, esquivando posibles errores de registro. Dichos errores se producen cuando las planchas de impresión no se ajustan unas con otras con la precisión necesaria y provocan que el texto no se vea nítido del todo.

El negro enriquecido lo usaremos para lo contrario, es decir, si éste aparece sobre un fondo de otro color o sobre una imagen. También si queremos que la mancha sea más intensa porque tenga mayor protagonismo en nuestra gráfica (por ejemplo, en una portada de una publicación donde este color sea el predominante).

negro_enriquecido_cian

En este sentido, es importante destacar que un valor de negro enriquecido válido sería C30M0Y0K100 o C0M30Y0K100, y no otros valores «exageraos» tipo C100M100Y100K100, que sólo nos provocarían problemas de cobertura de tinta. Por supuesto, hay otras cifras posibles dependiendo de nuestro proveedor y la que os aconsejo no es la única viable.

negro_enriquecido_magenta

En cualquier caso, nunca deberíamos fabricar un negro enriquecido cuyo valor total sumando todas las planchas sea mayor que 320. Por ejemplo, C70M80Y70K100 daría un total de 320 (70+80+70+100=320), siendo una opción válida para un estucado de calidad (no obstante, para papeles de menor calidad recomendaríamos no exceder de los 240).

Para que durante el proceso de trabajo veamos ambos con exactitud debemos configurar las preferencias de InDesign tal y como mostramos en la imagen, que para algo valen más que mil palabras.

aparienciadenegro_configuracion_indesign

Esto es necesario porque, sorprendentemente, InDesign viene configurado por defecto para mostrarnos ambos negros como enriquecidos (será porque queda más “bonico”) y esto nos puede inducir a error. Por otro lado, tened “cuidadín” con algunos monitores LED de peor calidad que tienden a exagerar el contraste y hacen que en pantalla veamos negro normal y enriquecido idénticos. De esto no escapa ni nuestra querida “manzana”, que tiene bemoles que los iMac vengan todos con pantallas «bien brillanticas y glossy”… Eso sí, te puedes acicalar las pestañas mientras diseñas y estar siempre mono. Ya nos conocéis, siempre viendo el lado positivo de la vida (y del diseño) :)

Dinos lo que piensas

Tu email no se mostrará ;)