Marcas muy animadas con motion graphics

Cuando creamos una marca, sabemos que tenemos que destacar y ser únicos para diferenciarnos de la competencia, pero, al mismo tiempo, tenemos a nuestro Pepito Grillo del diseño diciéndonos al oído que tiremos para lo simple, lo minimalista y el diseño flat. Entonces, ¿no va a acabar pareciéndose todo mucho? ¿Qué hacemos para diferenciarnos? Aquí, amigo diseñador, entra la magia de las marcas animadas con motion graphics.

En el terreno del diseño, no vale dominar un par de programas y echarse a dormir. Es importante renovarse, formarse y no para de buscar nuevas alternativas para marcar la diferencia. Motion graphic es una tendencia que viene tocando a la puerta de los diseñadores desde hace varios añitos.

¿Qué es motion graphic?

Para entendernos, motion graphics son gráficos en movimiento y, queramos o no, es el futuro del diseño.

Muchos entendidos ya predicen que, para 2020, el 80% del tráfico de Internet va a ser vídeo… ¡Se acabó lo estático! Pero no te compres una cámara todavía. El motion graphic es una forma más eficiente de tener contenido en vídeo y, llevada a cabo con dos dedos de frente, va a resultarte mucho más efectiva.

Razones para tener un logo animado con Motion Graphic

El logo es uno de los activos más importantes de la marca y es que es, y siempre será, lo primero que la gente vea cuando entre en contacto con ella. Con la extensión del mundo digital al universo de la marca, hacer que las mismas bailen y se muevan al ritmo de los nuevos tiempos es indispensable.

Si eres de los que piensa que esto es una moda más y que como tal está abocada a pasar al olvido, te damos cinco razones para que cambies de idea y te lances a hacer que tu logo baile al son de tu marca.

1. Reconocimiento de marca

¿Qué queremos con nuestra marca? Ser reconocibles, ¿no? El logo puede potenciar esto y, si está animado, ayuda a que el público tenga más retentiva y lo recuerde. ¿Hacemos la prueba? Cierra los ojos y piensa en el logo de Universal, ¿lo ves? Seguro que en tu cabeza estás viendo a la marca girando con el mundo.

Además, no podemos olvidar que un vídeo tiene más oportunidades de convertirse en viral que una imagen estática. Deja que tu público comparta tu contenido en movimiento.

2. Storytelling

Los logos bien hechos cuentan una historia, pero, ¿y si le añadimos música, formas, colores, diseño y movimiento? Estaríamos añadiendo personalidad y carácter a esa historia.

¿Has visto alguna vez la Nintendo Switch? Con la animación del logotipo, la marca deja clara toda su esencia. No decimos que un logo estático no lo haga, pero animándolo se entiende todo mucho mejor.

3. ¿Pasar desapercibido? No, gracias

En una marea de tendencias y de marcas estáticas que cada vez se parecen más entre ellas, ¿cómo no caemos en el saco de pasar desapercibidos?

Las marcas que se suman a darle movimiento a sus logos, demuestran más éxito en las conversiones de sitios web que las estáticas. Además, al ser algo que todavía no se ve tanto, el motion se percibe como algo diferente y curioso que logra llamar la atención.

4. Vende tu idea

Una imagen vale más que mil palabras y, si la imagen se mueve, mucho mejor. Añade el motion a la presentación de tu marca y deja que el vídeo lo diga todo.

El vídeo ofrece una forma accesible y entretenida de difundir información compleja.

5. Porque tiene infinitas posibilidades

Y si no, que se lo digan a nuestros alumnos del curso de Especialista en Motion Graphics con Adobe After Effects. Uno de sus trabajos es hacer un motion con tipografía y cada año nos regalan maravillas como éstas:

Dinos lo que piensas

Tu email no se mostrará ;)