Compresores de imágenes para mejorar el rendimiento de tu web

mejora-rendimiento-de-tu-web-bajando-peso-imagenes-principal

Compresores de imágenes: cuáles utilizar y cuándo.

Para optimizar tu página web es es necesario que las imágenes estén en formatos como JPG, PNG, SVG o GIF. En Photoshop podemos exportar para web las imágenes con el objetivo de que “pesen” menos y, de esta forma, mejorar el rendimiento del site. Este método, en ocasiones, requiere que comprimamos demasiado la imagen, lo que puede hacer que baje demasiado su calidad y quede pixelada.

Para poder bajar el peso de una imagen manteniendo una resolución aceptable (para una web serían 72ppp), existen diversas herramientas online: compresores en los que podemos subir nuestras imágenes para descargarlas posteriormente con menor peso sin que pierdan demasiada calidad.

Aunque hay un montón de webs que se dedican a la compresión imágenes, dependiendo del sitio, este trabajo lo hacen mejor o peor. Igualmente, hay que tener en cuenta que algunos compresores no aceptan todos los formatos. Así que, con el fin de seguir facilitando recursos a los diseñadores web, hoy vamos a hablar de cuatro de las webs más destacadas que sirven para comprimir imágenes.

1. jpegmini.com

mejora-rendimiento-de-tu-web-bajando-peso-imagenes-jpgmini

Formatos que admite: JPG.

Pros: En mi opinión es el que mejor comprime JPG, pues conserva la mayor calidad de imagen. Además, tiene un programa para instalarlo en el ordenador, y te permite hacer varias compresiones a la vez y de una forma mucho más cómoda.

Contras: El principal inconveniente es que sólo comprime JPG, así que para otros formatos tendremos que tirar de otro enlace. La subida de imágenes es un poco farragosa ya que tienes que subirlas una a una en la versión gratuita. Eso sí, si vamos a utilizar la aplicación muy a menudo, ya nos merecerá la pena pagar la versión pro (20 dólares), que nos permite subir múltiples imágenes a la vez.

2. tinypng.com

mejora-rendimiento-de-tu-web-bajando-peso-imagenes-tiny

Formatos que admite: JPG – PNG.

Pros: Aunque la anterior comprima con más calidad, mi favorito es TinyPNG. Los motivos son varios, pero en primer lugar, porque ya te permite comprimir en los dos formatos que más utilizamos en web: PNG y JPG. Por otro lado, puedes subir varias imágenes a la vez y, finalmente, a la hora de descargar las imágenes no las renombra (como hacen la mayoría de compresores online), sino que la deja con el nombre original, lo que puede parecer trivial, pero te permite ahorrar un tiempo considerable a la hora de buscar la imagen.

Contras: Su máximo es de cinco megas. Aunque no debamos subir imágenes de tanto peso a nuestra web, sí puede darse el caso de que alguna foto de slider pueda tener ese peso antes de ser comprimida. Otra desventaja es que no comprime tanto como otras webs y, dependiendo del JPG, algunas imágenes pueden perder demasiada calidad.

3. compressor.io

mejora-rendimiento-de-tu-web-bajando-peso-imagenes-compressor

Formatos que  admite: JPEG – PNG – GIF – SVG.

Pros: La principal ventaja es que te permite subir múltiples formatos. Además, mantiene un alto grado de calidad en la imagen reduciendo bastante su peso.

Contras: Quizás no sea el más operativo: por un lado, hay que subir las imágenes una a una y, por otro lado, al descargarlas cambian sus nombres por “tufoto-compressor.jpg”, con lo que hay que dedicar tiempo a renombrar JPGs.

4. resizepiconline.com

mejora-rendimiento-de-tu-web-bajando-peso-imagenes-resizer

Formatos que admite: JPG – PNG.

Pros: Esta herramienta no solo comprime, sino que también escala tus imágenes al tamaño que le indiques y te las convierte todas al formato que desees. Puede ser una herramienta muy útil para un blog: cuando un post tiene múltiples imágenes, esta herramienta nos permite con sólo arrastrar los archivos, cambiarles a todos simultáneamente de tamaño y peso, descargándote todas las imágenes ya comprimidas en un .zip.

Contras: No reduce tanto el peso de las imágenes como las demás herramientas.

En mi opinión el JPGmini es muy útil sobre todo si te descargas el programa. La versión online yo la uso sólo cuando tengo que comprimir un par de fotos.

El TinyPNG, como ya he dicho, es el que más utilizo porque, aunque no sea tan preciso como el JPGmini y la calidad sea un poco inferior, es mucho más rápido para hacer una subida masiva de imágenes. Luego, compruebo cuáles han quedado peores y las que estén peor, si fuera necesario, las subo por JPGmini, puesto que ya será una cantidad de imágenes limitadas.

El Compressor lo suelo utilizar cuando tengo que comprimir otros formatos como GIF o SVG. Por su parte, la página Resizepiconline me resulta muy útil a la hora de trabajar con blogs gracias a que redimensiona las imágenes.

Como habrás visto en este post, tienes diversas opciones para conseguir lo mismo: cada uno de estos compresores tiene sus características propias y ya es cuestión de ir utilizando cada cual para un cometido concreto. La clave está en saber cuándo utilizar cada uno de ellos para optimizar tu tiempo de trabajo.

Dinos lo que piensas

Tu email no se mostrará ;)