¡5 packagings para chuparse los dedos!

chocolate1
Preparaos para el post de hoy porque venimos cargados de inspiración… ¡Venimos hartitos de chocolate! Porque hay que ver lo que nos gusta el buen chocolate a los diseñadores, ¿eh?

Sep, así es. No podemos negarlo. Son tantas horas delante del ordenador, tanta creatividad que gestionar… Que al final, caemos en la tentación. ¡Ojo! Vaya por delante que estamos hablando de cacao. Que luego ya sabemos los que pasa con estas confusiones y no queremos cargar con el sambenito.

Una vez aclarado esto, no podréis negarnos que si ya nos pirra el chocolate, si encima viene presentado en un packaging molón… ¡Es doblemente irresistible! Estos cinco packagings de chocolate son muy, pero que muy chulos. Lo único malo que tienen las cosas así es que a veces, te encuentras en la encrucijada de romper el paquetito y comértelo, o resistirte y conservar el packaging intacto. Dependerá de lo goloso y lo friki que sea cada cual. ¡Allá vamos, que te aproveche!

Mon Choco

Mon Choco, una empresa de Costa de Marfil, quería reflejar en su marca y en su packaging que la familia propietaria había trabajado con el cacao durante generaciones. El estudio mexicano Futura ha sido el encargado de enfrentarse al reto y sin duda, ¡ha sabido transmitir los valores de la compañía sin renunciar al estilo!

La intención de destacar la tradición, el proceso y la elaboración local del producto se percibe en los detalles de su diseño. Todo gira en torno al proceso de trabajo, a la tierra, el producto… ¡Fíjate en el detalle de los patrones! <3

choco1
choco4
choco5
choco6
choco3

Typographic Chocolate

¡Esto ya no hay quien lo aguante! Chocolate, tipografía y packaging… ¡Demasiado placer en una sola atacada! Viendo un proyecto así, nos hemos puesto a pensar y hemos llegado a la conclusión de que si el chocolate es un sustitutivo del sexo, un proyecto así debe ser el equivalente a lo que Sánchez Dragó dice que siente, ¿no?

En fin, dejemos las cábalas aparte y centrémonos, que se nos va la pinza. Typographic Chocolate es un proyecto llevado a cabo por unos estudiantes de la Universidad de Berlín para el Museo de Cartas. Lo que más nos flipa es que han sido capaces de hacer que el propio producto sea parte del packaging. Uno de los requisitos era que conseguir un recuerdo del museo de la ciudad a un precio asequible. ¡Desde luego, estos estudiantes han sabido optimizar los recursos! Alemanes, esto que habéis hecho, en España se suele denominar “matar dos pájaros de un tiro”. Aplauso para vosotros.

chocotipo1 chocotipo5 chocotipo3  chocotipo2

Crude

Crude es un chocolate orgánico que sólo tiene dos ingredientes: cacao en distintos porcentajes y azúcar. Aprovechándose de eso, los chicos de Happycentro (de los que ya te hemos hablado alguna que otra vez) han diseñado la identidad visual y el envase siguiendo la misma “receta”. En su caso, los ingredientes han sido cartón, para asociarlo a lo orgánico del producto; y estampación metálica, para vincularla a cada porcentaje de cacao. ¿Qué os parece el resultado? Apetece, ¿verdad?

crude3  crude4  crude5  crude6    crude2

Beau Cacao

Beau Cacao es una propuesta un poquito más conservadora, pero elegante. Si te has liado a construir castillos en el aire y de pronto, estás en mitad de una burbuja inmobiliaria mental, esta opción no está mal como inspiración para aclararte un poquito las ideas. 

A veces nos complicamos la vida nosotros mismos. Si has entrado en bucle, posiblemente sea mejor ir a por una apuesta segura: elementos bien colocados, una armonía de color correcta y algunos recursos que le dan rollo al resultado final. ;)

beau1  beau2  beau5  beau4  beau3

Sabadì

¿Qué tal van esos deseos de comer dulce? Si aún no has sucumbido a la tentación, ¡resiste que estamos llegando al final! Ésta ya es nuestra última propuesta y nos encanta por todos los detalles que tiene. Como Crude, también ha sido diseñada por Happycentro, aunque como verás, tiene un rollo totalmente diferente.

Eso sí, después de leer el descriptor de la marca, estos chocolates son lo que podríamos denominar “un KitKat a la italiana”, pero más graciosetes. Porque lo de ver al Señor Limón con su mostacho y su bastón, ¡tiene su punto!

sabadi2  sabadi4  sabadi3  sabadi9 sabadi1    sabadi7  sabadi6    sabadi5
Bueno, ya está bien por hoy. Que luego nos lamentamos cuando no nos abrocha el pantalón y… ¡con semejante atracón de chocolate! ¿Qué se puede esperar?

Dinos lo que piensas

Tu email no se mostrará ;)